LA FOTOGRAFÍA COMO HERRAMIENTA ANTROPOLÓGICA

Desde su nacimiento en 1839, la fotografía ha estado vinculada a la antropología, convirtiéndose en una herramienta fundamental.  A lo largo de la historia y, en especial, durante el siglo XIX, la fotografía se extiende por todas las ramas que definen la antropología.

Exploradores y antropólogos empiezan a usar la fotografía como registro de sus viajes y de la realidad, llegando a resultar el medio fundamental de registro de los estudios antropológicos. Estos fotógrafos viajeros de la segunda mitad del siglo XIX y las dos primeras décadas del siglo XX, registraron con cámaras de placas los tipos físicos, las costumbres y tradiciones, … De este modo, la fotografía, como representación de la realidad, posibilita sintetizar rasgos culturales acercándonos, de forma directa, al conocimiento de un fenómeno cultural y nos traslada a una sociedad determinada en una época concreta.

“ … Nada más útil que la fotografía, por tanto, para reflexionar sobre nuestro pasado, sobre los cambios sociales y culturales ocurridos en nuestra sociedad” (Trancón, 1986: 11)

La fotografía reproduce siempre un fragmento restringido de la realidad que perdura en el tiempo. De esta forma, encontramos en la fotografía un documento, con la antigüedad suficiente, que permite analizar la realidad desde la distancia.

El uso de la fotografía como instrumento de investigación dependerá de la lectura que se haga de la imagen, ya que ésta admite diferentes lecturas y, por tanto, diferentes interpretaciones en función del contexto y del historiador que la interpele.

“La antropología y la fotografía continuarán entrecruzándose durante mucho tiempo”

Ejemplos:

En 1870, John K. Hillers, fue contratado por el Departamento de Etnología Americana para fotografiar varias tribus, mientras que en 1886, Franz Boas inicia un trabajo de campo sobre el grupo Kwakiutl, que se prolonga durante 40 años. Mientras que en 1920, Malinowski la utiliza para complementar sus investigaciones en la Melanesia. Pero fue Margaret Mead quien, en sus expediciones, desarrollo intensamente las aplicaciones de la fotografía en el trabajo de campo antropológico. En 1960, kodak encargó a diferentes sociólogos franceses, liderados por Pierre Bordieu, una investigación sobre los usos sociales de las imágenes. En este estudio se demostró la correlación entre el tipo de fotografía y la ubicación social de quienes la practican o miran. Es Susan Sontag (1981) quien destacará el papel documentalista de los fotógrafos norteamericanos, quienes retratando las clases marginales de los suburbios con el fin de concienciar a la población, mostrarán las duras condiciones de los obreros y su modo de vida.

Anuncios

~ por antropologia2010 en abril 11, 2010.

2 comentarios to “LA FOTOGRAFÍA COMO HERRAMIENTA ANTROPOLÓGICA”

  1. Como os comentaba hoy en clase, de alguna manera los blogs dialogan. Estáis hablando de fotografía y su interés antropológico y en Anthropos & Logos hablan de ANTROPOLOGIA VISUAL (http://fwd4.me/LHw)

  2. Bones!! M’agradat molt l’entrada, perquè guarda una estreta relació amb el que vàrem publicar en el nostre blog, sobre l’antroplogia visual. Tant fotogràfic i especialment documental!!

    Saioa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: